BLOG

Cómo declarar impuestos en tu pequeña empresa

Jun 22, 2020 | Impuestos

Como  cualquier empresa, también los pequeños negocios tienen que pagar  impuestos. Para quienes lo hacen por primera vez esto puede resultar  confuso, debido a los distintos formularios que se deben completar y  presentar ante el Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés).

Para  que cumplir con tus obligaciones tributarias no se convierta en un  dolor de cabeza, hemos preparado esta guía que enumera los pasos a  seguir para declarar tus impuestos según la clasificación de tu negocio.

 

Prepara tus impuestos en 4 pasos

Prepararte  adecuadamente para declarar tus impuestos puede ahorrarte tiempo y  aportar información útil que hará tu negocio más eficiente. Sigue estos  pasos y “sobrevive” a la temporada de impuestos. 

Paso 1: Repasa tu información financiera

Asegúrate  de que la información sobre tus empleados y contratistas esté  actualizada y sea verdadera. Verifica datos como los nombres de los  empleados, direcciones, números de seguro social, estado civil, etc. Si  trabajas con contratistas independientes, comprueba sus nombres, número  de identificación como contribuyentes (conocido en inglés como TIN), y  direcciones.

Paso 2: Organiza tus documentos

Mantén tus documentos y registros organizados para que el proceso de preparación sea más eficiente. 

Llevar  un registro con todas las documentaciones del negocio te permite tener  al día tus estados financieros, controlar tus gastos, y resulta útil en  caso de una auditoría o demanda.

Además, el Servicio de Rentas  Internas exige que presentes documentos que respalden los ingresos,  deducciones, y los créditos que reportas en tu declaración de impuestos.

Estos son los principales registros que debes guardar:

  •  Recibos
  •  Depósitos (ventas en efectivo y crédito)
  •  Facturas
  •  Cheques cancelados u otras pruebas de pagos o fondos transferidos
  •  Recibos de tarjetas de crédito
  •  Estados de cuenta bancarios
  •  Cuentas por pagar y por cobrar
  •  Registros de nómina
  •  Declaraciones de impuestos anteriores
  •  Cualquier otro documento que sirva como soporte de ingresos, deducciones o créditos que aparezcan en la declaración de impuestos

Otros documentos que podrías necesitar durante la temporada de impuestos son:

  •  Contratos que hayas firmado con clientes, proveedores, empleados y contratistas
  •  Estatutos de conformación de una sociedad comercial
  •  Permisos
  •  Pólizas de salud, seguridad y cualquier documento similar
  •  Reportes anuales

Paso 3: Ten en cuenta extensiones, deducciones y reembolsos

De  acuerdo con el IRS, existen costos de administración del negocio que  son deducibles, siempre y cuando sean “ordinarios y necesarios”. Esta  agencia define los gastos ordinarios como aquellos que son comunes y  aceptados dentro del ámbito del negocio. Los gastos necesarios, por otra  parte, son aquellos apropiados y útiles para la empresa. Algunos  ejemplos incluyen la compra de equipamiento o de vehículos. 

Estos son algunos de los gastos que puedes deducir en tus impuestos:

  •  Compra  de equipos. Según el IRS, los dueños de negocios pueden deducir de sus  ingresos una cantidad limitada del costo de los equipos o maquinaria que  adquirieron durante el último año.
  •  Gastos del negocio. Entre  los gastos del negocio que se pueden deducir se cuentan: publicidad,  programas de beneficios para empleados, costos de telefonía y servicios  públicos, suministros de oficina, salarios de empleados, cuotas de  afiliación a asociaciones de profesionales, suscripciones a  publicaciones comerciales, y alquiler.
  •  Gastos de viaje. Puedes  deducir los gastos ordinarios y necesarios que se generen durante los  viajes de negocios, como transporte, comidas y alojamiento. En tus  registros debe constar cuánto gastaste en cada una de estas actividades;  así como la fecha de salida de cada viaje, la cantidad de días que  duró, el nombre de la ciudad, y el motivo del viaje o los beneficios que  de él esperas para tu negocio.
  •  Gastos en vehículos. Si usas tu  auto en actividades relacionadas con el negocio, el IRS te permite  deducir sus gastos, o reclamar la tarifa estándar por milla, que es una  cantidad de dinero que puedes deducir por cada milla conducida mientras  haces viajes de negocios o tareas de tu empresa. Para fines tributarios,  asegúrate de mantener un registro de estas millas, y de los costos de  estacionamiento y de peajes, ya que también pueden deducirse.

Paso 4: Busca asesoría especializada

Reunir  toda la documentación requerida y asegurarse de seguir los pasos  debidamente puede resultar abrumador. No dudes en buscar la ayuda de un contador para asesorarte. La consultoría externa puede ser  la opción más rápida y sencilla para evitar auditorías y ahorrar dinero.

 

Fechas límite para declarar impuestos

Debido  a que las pequeñas empresas presentan sus declaraciones de impuestos  comerciales junto con sus declaraciones de impuestos personales, la  fecha límite es la misma para ambas, es decir, el 15 de abril. Sin  embargo, los plazos pueden variar dependiendo de si el negocio usa como base para declarar el año fiscal o el año calendario.

Aunque  requiere cierto esfuerzo, te recomendamos no dejar la preparación de  tus impuestos para el último momento. Si trabajas en tu declaración de  impuestos durante todo el año, dedicándole el tiempo y los recursos  necesarios, no solo estarás cumpliendo con la ley y evitándote el mal  trago de una auditoría: estarás despejando el camino para el éxito de tu  negocio. 

Contáctanos hoy para poder asesorarte. Estamos seguros que resolveremos todas tus dudas. Agenda una cita  https://lightbooks.us/ayuda hoy y no dejes pasar más el valioso tiempo. 

¡Gracias por permitirnos servirte! 

ASESORÍA PERSONALIZADA: https://lightbooks.us/ayuda

FUENTE: Kabbage /2020

Share this Post:

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *