BLOG

¿Qué es el Anexo C? Y Por Qué es Importante

Jun 15, 2020 | Impuestos

¿Eres de los que prefieren cerrar los ojos antes que tener que lidiar con los impuestos? No es mi caso: como freelance, una vez que completo el Anexo C (Schedule C en inglés) puedo ver lo bien que me va en mi trabajo. ¿Acaso no es ese el objetivo final de todo emprendedor cuando reporta sus ingresos al IRS?

Cuando declaras los impuestos correctamente, puedes darte cuenta de lo mucho que trabajaste y estar de acuerdo con Franklin D. Roosevelt, quien dijo: “Los impuestos se pagan con el sudor de tu frente”.

Por lo tanto, prepárate para sumergirte a fondo en todo lo que conlleva el Anexo C: ¿quién necesita presentarlo? ¿Cómo se rellena? ¿Qué pasa con el Anexo C-EZ? Respondamos ya a todas esas preguntas y piérdele el miedo de una vez por todas a los formularios de impuestos. ¡Saldrás ganando!

 

¿Qué es el Anexo C?

Cada año, millones de personas que poseen negocios reúnen los documentos necesarios para reportar sus ingresos y gastos, y registrar así sus ganancias o pérdidas en el Anexo C.

El IRS también denomina a este documento “Formulario 1040” y “Formulario 1040-SR”, que no son exactamente lo mismo. Los contribuyentes clasificados como individuos usarán uno u otro dependiendo de en qué categoría caigan; la mayoría de individuos usarán el Formulario 1040. El formulario 1040-SR es para personas mayores de 65 años. Los extranjeros no residentes deben usar el Formulario 1040-NR, y por último, el Formulario 1041 corresponde a las propiedades de difuntos.

 

¿Quién necesita presentar el Anexo C?

Las LLC de un solo miembro y las empresas unipersonales usan el Anexo C para reportar sus ingresos, gastos, costos de bienes vendidos, la información del vehículo comercial que usan y otros gastos misceláneos. Además, los contribuyentes que usan el Anexo C deben completar el Anexo SE para calcular sus impuestos como trabajadores autónomos.

 

Instrucciones para presentar el Anexo C

A continuación tienes las pautas generales para presentar el Anexo C organizadas en las mismas secciones que encontrarás en el propio Anexo C. Antes de comenzar, asegúrate de leer las instrucciones del IRS de este año para rellenar el Anexo C. Este documento incluye los cambios que han entrado en rigor, los recordatorios que debes tener en cuenta, y otros formularios que puedes presentar.

Te aconsejo que mientras revisas estas instrucciones, tengas una copia del Anexo C y las instrucciones a mano.

Antes de completar las secciones de la I a la IV que indico abajo, debes completar las líneas A-J, referentes a tu información personal: tu nombre, el nombre de tu negocio o tu profesión, el código comercial que te corresponda y tu dirección. También deberás responder a unas cuantas preguntas muy específicas relacionadas con tu negocio.

 

Secciones a completar en tu Anexo C

Sección I: Ingresos

En la primera línea, debes reportar los ingresos brutos obtenidos por tu negocio. Esta cantidad no incluye reembolsos, bonificaciones, costo de los bienes vendidos y otros ingresos varios, ya que esas cantidades se especificarán en líneas posteriores. Por si te lo te preguntas, los “otros ingresos” se refieren a elementos como el valor de los bienes y servicios intercambiados, el efectivo recibido por trabajos ocasionales, pagos por jury duty, etc.

Sección II: Gastos

Tus registros comerciales deben incluir los gastos de tu empresa organizados por categorías. Puedes hacer coincidir los tipos de gastos enumerados en el Anexo C con tus propios registros. Los gastos que no puedas asignar a una de las líneas específicas en la Sección II, los pueden detallar en la Sección V (“Otros gastos”).

Presta mucha atención a las líneas 9, 11, 13, 16, 18, 20 y 24. Debes seguir las instrucciones del Anexo C para rellenar esas líneas. Es posible que debas completar otros formularios, como el Formulario 4562, el 1099-MISC o el Formulario 8990.

Una vez que realices deducciones por el uso comercial de tu hogar (Formulario 8829), puedes calcular tus ganancias y pérdidas netas e ingresar el resultado en la línea que corresponda del Formulario 1040 que estés usando.

Sección III: Costo de los bienes vendidos

Después de seleccionar tu método de inventario de costos y responder a otras preguntas relacionadas, debes declarar tu inventario inicial con fecha del 1 de enero (si operas tu negocio siguiendo el año calendario).

Para las líneas restantes, puedes usar las cantidades que reflejas en el estado de pérdidas y ganancias de tu negocio o en tu sistema de punto de venta. Ten en cuenta que estos costos son diferentes a los enumerados en la Sección II. Completa cada línea para incluir los costos de los artículos retirados para uso personal, los costos de mano de obra, de los materiales y suministros, y otros.

Una vez que ingreses un total de esos costos y tu inventario final con fecha del 31 de diciembre (de nuevo, si sigues el año calendario), podrás calcular los costos de los bienes vendidos. Incluye esta cifra en la Sección I: Ingresos.

Sección IV: Información sobre tu vehículo

Si reflejaste los gastos de tu vehículo comercial en la Sección II, debes completar ahora esta sección. Las preguntas son sencillas y fáciles de responder. Recuerda que debes guardas registros por escrito del kilometraje para respaldar la cantidad de millas que manejaste durante el año con propósitos comerciales.

Sección V: Otros gastos

En mi caso, tengo que usar Internet para hacer mi trabajo, así que reclamo el porcentaje del costo que utilizo para fines comerciales. Otros ejemplos de gastos que puedes enumerar en esta sección: costos de iniciar tu negocio, comisiones que debes pagar al banco, etc. En todo caso, se trata de gastos comerciales que no has reportado en la sección 2.

 

Consejos para completar el Anexo C

  1. Mantén registros detallados
    Guardar registros precisos te simplificará la tarea de completar el Anexo C y proporciona información por escrito para respaldar los montos que reportes al IRS.

    2. Anota durante el año otra información que puedas necesitar para completar tu futuro Anexo C
    Además, siempre es útil tener un bloc de notas (o una aplicación en tu computadora o teléfono con ese propósito) para anotar recordatorios y preguntas que te puedan surgir. Por ejemplo, es posible que necesites anotar los montos que correspondan a los impuestos que pagas sobre bienes inmuebles y bienes personales, o cuánto pagas por tu seguro médico, o los beneficios de seguridad social que recibes.

Si utilizas un software de impuestos, deberás completar una serie de formularios a medida que introduces la información. Del mismo modo, el software de tu elección tendrá alertas integradas para garantizarte que estás introduciendo la información correctamente y que así reclamas todas las deducciones disponibles.

3. Completa un Anexo C para cada negocio que tengas
Los propietarios de empresas unipersonales pueden operar varias empresas simultáneamente. Deben completar un Anexo C separado para cada una de ellas. Por ejemplo, el dueño de un negocio que vende productos en línea y además es conductor de Uber debe completar dos Anexos C.

Por último, compara el monto en el estado de pérdidas y ganancias de tu empresa con lo que se muestra en el Anexo C. Probablemente no coincidan, pero deberían ser muy similares ya que puede que tengas que hacer ajustes en tu declaración de impuestos que aún no hayas reflejado en tus libros de contabilidad.

4. No uses el Anexo C-EZ
Debes saber que antes de 2019, los propietarios de negocios autónomos podían usar el Anexo C-EZ cuando sus gastos no superaban los $5,000 y cumplían con otros requisitos específicos. En 2019, el IRS eliminó el Anexo C-EZ, por lo que todos los propietarios de empresas unipersonales deben usar el Anexo C.

 

Recuerda: los documentos que adjuntes a tu declaración de impuestos respaldan tu formulario 1040

Una cosa es cierta: a menos que seas el sol, al que no se le cobra impuestos por producir energía solar, debes impuestos al IRS sobre las ganancias que obtienes de tu negocio. Bromas aparte, piensa que cuando declares tus impuestos como propietario de una pequeña empresa, los adjuntos como el Anexo C te evitan tener que añadir documentos adicionales sobre las actividades financieras de tu empresa.

Un último recordatorio: siempre es recomendable que recurras a un preparador de impuestos profesional para evitar errores e imprecisiones en tu declaración de impuestos. Además, cuando le confías la preparación de impuestos a una persona de confianza, puedes centrarte en lo que realmente importa: hacer crecer tu negocio.

Con confianza, contáctanos HOY para ver como te podemos ayudar. 

¡Estamos para servirte! 

Por favor agenda una cita para darte una ASESORÍA y analizar tu situación específica y ver las mejores opciones para ti. 

ASESORÍA PERSONALIZADA: https://lightbooks.us/ayuda

 

 

FUENTE:  Camino Financial / Wise, Betsy/ 2020

Share this Post:

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *